Grease

Grease

jueves, 5 de julio de 2007

No a la matanza de delfines

Todos los años, entre los meses de octubre y abril, pescadores de la aldea de Taiji (Japón) cazan 20.000 delfines y otros pequeños cetáceos de forma cruel, acorralándolos en una ensenada de baja profundidad para atraparlos. La escena de las aguas teñidas de rojo por la sangre de los cetáceos, que durante la captura resultan heridos mortalmente, es cada año una terrible realidad –que los pescadores tratan de ocultar a la prensa y los observadores que se acercan al lugar. Los objetivos de esta captura son dos: la producción cárnica y la caza de ejemplares vivos para cautiverio. Para la producción cárnica los delfines son literalmente "acarreados" en camiones a mataderos cercanos donde mueren degollados y desangrados. La carne, rotulada como "carne de ballena", satisface el consumo de la población japonesa e internacional, donde tiene cada vez mayor demanda. Los delfines y otros pequeños cetáceos capturados para la cautividad representan un valor comercial mucho mayor para los pescadores japoneses que la venta de su carne para el consumo. La multibillonaria industria de los delfines para cautividad no está salvando a los delfines de la muerte. Están ayudando a mantener esta práctica cada vez que hacen de la pesca provechosa para los pescadores y la industria pesquera. Esto debe ser detenido. Los pescadores de Taiji declaran que matan a los delfines porque éstos son una plaga, que esquilman los recursos marinos y que, por lo tanto, necesitan neutralizar a esta competencia natural. Si los pescadores no tuvieran el permiso de las autoridades, tendrían que acabar con esta actividad. El gobierno japonés y los pescadores dicen que la caza de delfines es parte de la cultura japonesa. Pero en realidad, la mayoría de los japoneses no saben que la matanza de delfines existe. Diversos observadores de organizaciones conservacionistas (One Voice, Earth Island Institute y Elsa Nature Conservancy) han viajado a Taiji en reiteradas oportunidades para documentar y exponer la masacre de los delfines al resto de Japón y del mundo. Las voces de reprobación son cada vez mayores.
(fuentes: Animanaturalis.org)

1 comentario:

Mariana dijo...

Gracias por pelear contra esto. Hay una petición contra la matanza de delfines. Si les importa, por favor firmenlá:
http://www.tree-nation.com/community/petition.php?id=20

Un beso!